Harlem Shake, la última viralidad

El nombre del video proviene de la canción del mismo nombre, de la que solo se escuchan los primeros 30 segundos, que creó el DJ estadounidense Harry Rodrigues, más conocido por su alias Baauer. El formato es sencillo. En los primeros segundo un personaje baila, generalmente con un casco o un disfraz, mientras los demás permanecen impasibles. A los 15 segundos, la música cambia, con la frase “Do the Harlem Shake”, y todos comienzan a bailar descontroladamente. El objetivo al parecer es quien haga el baile o tenga el disfraz, más hilarante en los últimos 15 segundos. El video termina con un movimiento en slow motion.

Este meme (un concepto compartido de forma repetitiva a través de la Red) está levemente influido por un estilo de baile rapero que surgió en el barrio de Harlem, Nueva York, en los años 80, aunque no es el mismo.

La canción en la que se basa el video tiene más de un año, pero no explotó hasta que cinco jóvenes australianos, aburridos por estar encerrados un día de lluvia, decidieron grabar un baile absurdo y colgarlo en Youtube el 2 de febrero. Desde entonces, más de 14 millones de personas han visto el video de estos amantes del skateboard y se han realizado más de 100.000 réplicas, versiones y parodias.

El rapero Filthy Frank le disputa a los australianos la autoría del video original al ser el primero en subir, en su cuenta de Youtube DizastaMusic, una parodia de la canción. Pero la versión de los chicos de The Sunny Coast Skate es la que ha sido replicada miles de veces. Cada día aparecen más de 300 nuevos videos.

La fiebre del Harlem Shake ha puesto en la palestra al DJ Baauer, el creador de la canción que pone ritmo al video. Baauer, según Billboard, y su discográfica Mad Decent están recibiendo los beneficios tanto de la venta de la canción como de las visitas en Internet.

La canción en sí se ha vuelto una de las más descargadas. Ha alcanzado el número uno —así como la portada— de Billboard. Ya es número uno en descargas en el iTunes Store de Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Canadá, Suiza, Francia y Australia. Según Youtube para San Valentín, 13 días después de que se colgara el primer video, ya había más de 40.000 vídeos y unos 175 millones de personas habían visto alguno de ellos.

El vídeo preferido de Baauer, según The Daily Beast, es la versión del Harlem Shake bajo agua realizada por el equipo de natación de Georgia. El video más visitado es el de Kenneth Håkonsen, que ha subido un video que dice que es del ejército noruego.

Baauer era, antes del Harlem Shake, uno de los jóvenes productores más prometedores, estandarte del trap, un nuevo rap instrumental. Su participación en el festival Sonar —estaba en cartelera antes de que Harlem Shake se convirtiera viral— promete ser una de las más esperadas, si la moda del video viral no se vuelve contra él.

Aunque no parece que será pronto. La fiebre del Harlem Shake ya ha alcanzado a Facebook, a Pepsi, a la BBC, al show el Late Night de Jimmy Fallon, a Groupon España, entre muchas más compañías que aprovechan el tirón del video para publicitarse. No hay una fórmula para saber que puede volverse viral porque de gustos no hay nada escrito, pero al parecer el precio de la fama es ser parodiado en Internet.

Fuente: elpais.com

subir